Sitios donde comprar materiales para lencería en Barcelona

Desde que empecé el blog pensé en hacer un post sobre este tema, pero… hoy es el día! ¿Y por qué hoy? Pues, entre otras razones, porque hoy he tenido la peor experiencia del mundo en una tienda de telas, y quería desahogarme un rato por aquí. ¿Acaso no es eso para lo que sirven los blogs? 😉

Acompañadme entonces en la ruta que he hecho esta mañana…

Ribes y Casals (Image via Anna Evers)

Primero pasamos por Ribes y Casals, probablemente la tienda de telas más grande de Barcelona. Y cuando digo grande, me refiero a DOS plantas llenas de telas, algunas con precios realmente buenos y otras más caras. El personal es bastante amable, aunque la tienda es tan grande que a veces ni ellos saben dónde tienen las cosas! (o si las tienen!). Es una tienda genial para comprar todo tipo de telas… aunque no tan genial si quieres hacer lencería: las telas de punto y las licras son… realmente horribles!! (la calidad parece bastante buena, todo hay que decirlo, pero los colores y los estampados hacen daño a los ojos!). El encaje elástico que tienen tampoco suele ser demasiado bonito, y la calidad es un poco regular… Así que al final me fui sólo con un poco de licra negra que tenían de rebajas.

La Casa del Retall (Image via La Casa del Retall homepage)

Y ahora viene lo interesante: al lado hay una tienda que se llama La Casa del Retall, donde ví una tela bastante mona y decidí comprarla: gran error! Esta tienda es más pequeña que la anterior, pero tiene bastantes cosas (aunque más caras que en Ribes y Casals). La diferencia está en el personal: al entrar, un señor me dijo un “¿Qué quieres?” con un tono bastante borde. Le pregunté por el precio de la tela que me gustaba, me lo dijo, me cortó un metro, apuntó el precio en un papel y metió la tela en una bolsa. Me dijo que pagara en el mostrador, donde había una chica con cara de pocos amigos. O más bien de ningún amigo, porque lo primero que hizo fue decirme que abriera la bolsa para comprobar que no había ido por la tienda metiendo rollos de tela de dos metros de alto dentro de ella, supongo. Pero la cosa no acaba aquí: al ver el papelito, me dijo que la tela costaba EL DOBLE, y prácticamente me acusó de haber escrito el papel yo misma! Yo avisé al señor de antes, que dijo que lo había escrito él, pero la tía ni siquiera se disculpó. Como no llevaba suficiente dinero suelto para pagar el precio que la chica se acababa de sacar de la manga, le pregunté si podía pagar con tarjeta. Y no, no podía, así que le dije que adiós muy buenas. Ella me gritó que a ver qué hacía ella con un metro suelto de tela, pero oye, resulta que no era mi problema. No puedes esperar que los clientes se compadezcan de ti si les tratas como delincuentes, digo yo. Así que, queridos, he descubierto una bonita tienda a la que no voy a volver NUNCA.

Teixits i Retalls (Image via Yelp)

Y ahora, para acabar con algo agradable, os voy a hablar de mi tienda de telas preferida: Teixits i Retalls! (C/Floridablanca, 97). Es una tienda minúscula, completamente llena de rollos de tela, más o menos agrupados por tipo. Tienen de todo, incluso telas elásticas y encajes bonitos! Eso sí, si vas buscando algo muy específico puede que en ese momento no encuentres nada: venden excedentes de fábricas textiles, así que los precios son muy MUY baratos, pero hay lo que hay. Además, la dependienta es una señora la mar de simpática que más o menos te va aconsejando. Y sí, aquí es donde me suelo pasar un par de horas mirando telas! 🙂

Ahora que hemos terminado las compras del día, contadme: ¿dónde compráis telas vosotros? ¿Alguna vez habéis tenido una mala experiencia como la mía?

SILVER LINING

Deja un comentario